Ir al contenido principal

Magdalenas de plátano

Estas magdalenas se hacen tomando como base la receta del bizcocho de yogur, pero añadiendo un plátano grande (o 1 y medio si son medianos) a la masa. El plátano tiene que estar bien maduro. Batirlo todo muy bien con la batidora.


Precalentar el horno. La temperatura dependerá de si vamos a hacer magdalenas solas o son para hacer cupcakes:

- Magdalenas: 180 grados (170 si el horno tiene ventilador).

- Cupcakes: 170 grados (160 si el horno tiene ventilador). Tardan más en hacerse, pero quedan más planitas, lo que es mejor para luego decorarlas.

Repartir esta mezcla en los papelitos para magdalenas (con los del Mercadona, a mí me salen 20). Llenarlos hasta la mitad, que luego sube mucho y se puede derramar (quedando muy feo).


Hornear unos 20 minutos, hasta que al pinchar el centro te salga limpio. Pero no abrir el horno antes de 15 minutos, porque se estropea. Si ves que la superficie se pone muy oscura pero aún no está hecho, bajar un poco la temperatura.

Con estas magdalenas de plátano hay que tener en cuenta una cosa: la masa nos va a quedar distinta que la normal del bizcocho de yogur, al haberle añadido el plátano a la mezcla. Cuando salgan del horno, parecerán iguales que otras magdalenas (como, por ejemplo, las magdalenas de naranja), pero al poco se desinflarán bastante. ¡No os asustéis! Si habíamos comprobado que estaban bien cocidas (pinchando en el centro) NO se van a hundir del todo. Lo que pasa es que, por el plátano, la masa se queda más compacta. Y luego tendrá una textura más mantecosa.

Cuando estén frías, las puedes adornar. Puedes hacer variedad: unas cuantas sólo con azúcar, otras con azúcar y nueces, otras con cobertura de chocolate, otras con un glaseado,… También puedes usarlas como base para unos cupcakes.

Comentarios