Ir al contenido principal

Macarrones con setas y gambas


¡Me acabo de dar cuenta de que no os había puesto por aquí ninguna receta de pasta! Pues ya está, nos estrenamos con estos macarrones con setas y gambas, que están hechos en un momento, pero no son los típicos macarrones con tomate y queso.
Las cantidades son un poco a ojo, depende del número de comensales. Aunque hay que tener en cuenta que la ración de pasta seca por persona es de 100 gramos.

INGREDIENTES

  • Macarrones
  • Setas congeladas (yo uso un variado de setas congeladas del Mercadona)
  • Gambas CRUDAS peladas congeladas (es importante que sean crudas, porque si vienen cocidas luego nos quedarán muy secas)
  • Jamón curado en taquitos
  • Sal, pimienta, ajo en polvo
  • Aceite de oliva
  • Un chorrito de vino blanco

PREPARACIÓN

Poner a cocer la pasta como lo hagas habitualmente. Yo la hago en abundante agua con un chorrito de aceite de oliva (para que la pasta quede suelta) y 1/2 o 1 pastillita de caldo de pollo concentrado (Avecrem), dependiendo de la cantidad de agua. Como le echo el Avecrem, no hace falta ponerle sal.

Mientras se hace la pasta, poner en una sartén (en la que luego nos quepa toda la pasta cocida) un chorrito de aceite de oliva. Añadir las setas y las gambas sin descongelar. Ponerlo a fuego medio y añadir sal, pimienta y ajo en polvo al gusto (cuidado con la sal, porque luego le vamos a poner el jamón, y si nos pasamos quedará muy salado). Las setas y las gambas empezarán a soltar agua mientras se descongelan. Remover hasta que se evapore (para entonces, las setas y las gambas ya estarán casi cocinadas) y añadir un chorrito de vino blanco y unos taquitos de jamón. Seguir cocinando a fuego medio, hasta que el alcohol del vino se haya evaporado y se forme una salsita. Si queda muy seco, añadir un poquito de agua. Cuando esté listo, retiramos del fuego.

Cuando la pasta esté cocida a nuestro gusto, la escurrimos bien y la echamos en la sartén donde ya tenemos lista la salsa. Lo ponemos a fuego fuerte y rehogamos un poco, para mezclarlo todo bien y que la pasta coja el sabor de los ingredientes y... ¡listo! ¡Ya está la comida hecha!

(Por cierto, no os aconsejo que le pongáis queso rallado por encima, no le pega mucho... Lo digo por experiencia...)

Comentarios

  1. Que rico!, lo probaré y así saldré de los macarrones con carne y tomate...ya te contaré.

    ResponderEliminar
  2. Me parece muy rico. Yo también lo probaré. ¡Seguro que están deliciosos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me encanta leerlos todos y me ayudan a mejorar este blog día a día... ¡Sin vosotros, esto sería muy aburrido!
En este espacio respetamos la diversidad de opiniones, vuestras sugerencias y las críticas constructivas. Pero cualquier comentario ofensivo o fuera de tono no será respondido, sino que lo eliminaré en cuanto lo vea. Aquí no alimentamos a los trolls...