Ir al contenido principal

Red Velvet


Este llamativo bizcocho de color rojo tiene múltiples versiones. La que yo os voy a explicar es bastante fácil de hacer (a mí me ha salido a la primera...) y tiene un sabor suave (pese a la estridencia del color) y una textura esponjosa.

Las cantidades de ingredientes me han dado para hacer 10 - 12 cupcakes (de tamaño normal, con los papelitos de magdalenas del Mercadona). Así que para hacer un bizcocho de tamaño normal habrá que doblar las cantidades.

INGREDIENTES


  • 60 ml de aceite de girasol
  • 160 gr de azúcar
  • 1 huevo
  • 1 cucharada sopera rasa de cacao en polvo sin azúcar (yo he usado el de la marca Valor, comprado en Mercadona)
  • 1/2 cucharada de postre de colorante rojo en pasta (yo he usado el Extra Red de Sugarflair)
  • 1'5 cucharadas de postre de extracto de vainilla
  • 125 ml de leche
  • 1 cucharada de postre de zumo de limón
  • 150 gr de harina
  • 1/2 cucharada de postre de bicarbonato
  • 1 cucharada de postre de vinagre de vino blanco

PREPARACIÓN


Precalentar el horno a 170 grados y preparar los papelitos para magdalenas o un molde engrasado (si vamos a hacer un bizcocho).

Ponemos la leche en un vaso y le añadimos el zumo de limón. Lo dejamos reposando para que se corte la leche, al menos cinco minutos.

Batimos en un bol grande el azúcar y el aceite. Después, añadimos el huevo y la vainilla, y volvemos a batir.

Mezclamos bien, con un tenedor, en otro bol la harina y el cacao. Añadimos la mitad de esto a la mezcla anterior y volvemos a batir.

Después, añadimos la leche cortada y batimos nuevamente.

Ahora, echamos el resto de la harina con cacao y batimos de nuevo. Y ya soltamos la batidora.

Mezclamos en un vasito el vinagre con el bicarbonato. Cuando burbujee, lo añadimos a la masa y mezclamos bien con una cuchara metálica.

Por último, añadimos el colorante rojo y seguimos mezclando con la cuchara, hasta obtener una masa de textura y color homogéneos.

Vertemos la masa en el molde engrasado (si es un bizcocho) o en las cápsulas para magdalenas (con cuidado de no llenarlas más de 2/3 de su capacidad).

Metemos en el horno, poniendo la bandeja de la mitad para abajo del horno, y dejamos hacer:
  • Magdalenas: unos 20 minutos. Empezamos a comprobar a los 15 minutos, y sacamos del horno cuando pinchemos con un palillo en el centro y salga limpio.
  • Bizcocho: unos 35 minutos. Empezamos a comprobar a los 25 minutos, y sacamos del horno cuando pinchemos con un palillo en el centro y salga limpio.
Si vemos que la parte superior se tuesta mucho, apagamos la parte de arriba del horno.
No abrimos al horno antes del tiempo indicado para empezar la comprobación, porque el bizcocho baja y ya no vuelve a subir (se quedará hundido por el centro, muy feo).

Comentarios