Ir al contenido principal

Postre de aniversario


Esta monería es un ejemplo de lo versátil que es el bizcocho de limón.

Una vez hecha la mezcla, se vierte en los moldes en forma de corazón engrasados. Como lo más seguro es que sobre, con el resto se pueden hacer magdalenas.

Hornear en el horno precalentado a 180 grados, igual que el bizcocho o las magdalenas.

Cuando se enfríen, se desmoldan y se abren con cuidado por la mitad con un cuchillo afilado de hoja larga.

Extender mermelada (yo he usado de albaricoque) sobre las mitades inferiores y volver a colocar las superiores en su sitio.

Cubrir con la cobertura de chocolate y adornar con almendras picadas.

Comentarios